Etiqueta

Marta Lucía Ramírez

Hojeada

Por Marta Lucía Ramírez
Vicepresidenta y Canciller de Colombia

La canciller y vicepresidente, Marta Lucía Ramírez, hizo énfasis en los esfuerzos que han hecho para seguir internacionalizando

La apertura comercial de Colombia y la diversificación de la canasta exportadora son algunos de los compromisos adquiridos por el Gobierno en los últimos años. Depender cada vez menos de los productos minero-energéticos es uno de los desafíos más importantes cuando se trata de proyectar la economía y las empresas colombianas en el exterior.
Para la vicepresidenta y canciller Marta Lucía Ramírez, la innovación y la diversificación del aparato productivo ha tenido un enfoque “sin precedentes”.

¿Cómo se ha diversificado la canasta exportadora de Colombia en los últimos años?

Como gobierno, hemos hecho un esfuerzo sin precedentes por impulsar la innovación y diversificar nuestro aparato productivo, dado que estamos convencidos de que este es el camino para potenciar nuestra presencia de bienes y servicios con más valor agregado en el mercado internacional. Ello significa crecimiento, exportaciones, empleos y desarrollo social.

En nuestros 22 Pactos por el Crecimiento, que trabajamos desde la Vicepresidencia con más de 86 gremios, para fortalecer la inversión, las exportaciones y el empleo en diversos sectores productivos, hicimos planeación y trabajamos gobierno y empresarios con resultados muy satisfactorios que nos han permitido aumentar la producción y exportaciones de bienes no tradicionales y el mayor aprovechamiento de nuestra geografía, biodiversidad y cultura para incentivar sectores como el turismo, energías renovables y sistemas de la información.

¿Cuáles son las conclusiones de la Misión de Internacionalización, qué se implementará y cuáles serán sus beneficios?

Sin duda, uno de los ejercicios más estimulantes que he liderado en estos casi cuatro años de gestión, ha sido la Misión de Internacionalización, encabezada por el profesor Ricardo Hausmann de la Universidad de Harvard y en la que nos acompañaron otros reconocidos expertos nacionales e internacionales. Fue una oportunidad única para generar nuevas avenidas de progreso, de cara a posicionar, aún más, el potencial de Colombia ante el mundo.

Más allá de enfocarse en los temas sobrediagnosticados, la Misión se concentró en aportar en campos antes no explorados. Entre sus principales recomendaciones están mejorar la participación en cadenas de valor globales y regionales, aprovechar la migración internacional y mejorar la transferencia internacional de conocimiento y tecnología al país, en lo cual tenemos cruces y convergencias con las recomendaciones de la Misión de Sabios que coinciden en generar innovación y valor agregado, que nos generen ventajas competitivas en el mercado internacional.

En el diagnóstico, ¿cuáles son los sectores más y menos fortalecidos en la internacionalización productiva del país?

Nuestra realidad económica actual demuestra que Colombia progresa como un todo, y así está quedando demostrado: en el tercer trimestre del año, los grandes rubros de la actividad económica, a los que se hace seguimiento, presentaron variaciones positivas. Lo que más me sorprende y entusiasma es ver nuevos sectores -que no llegué a imaginar-, proyectándose como estrellas productivas. Por ejemplo, Colombia tiene un potencial de clase mundial en recursos de energía renovable. Por esa razón, hemos iniciado un ambicioso proceso en el cual lograremos multiplicar por más de 100 veces nuestra capacidad en la materia.

¿Cómo podemos volvernos una economía más abierta y competitiva?

Tienen razón algunos analistas en afirmar que seguimos muy cerrados, a pesar de tener una política a favor de apertura comercial. De ello, ya hay evidencia suficiente en la literatura. Pero lo cierto es que esa fue la discusión de finales del siglo XX, hoy en día debemos hablar de más temas. Entender que estamos en una coyuntura única. El multilateralismo está en crisis, la pandemia dejó fracturado el sistema multilateral y hay sectores que están despegando, que implican discusiones nuevas. Por eso no podemos seguir estancados en discusiones del pasado.

Publicada en diario La República
https://bit.ly/3rRCJou